MUFLONES EN PRIMAVERA 

Después de un invierno muy seco, vemos en la primera parte de este vídeo, como la hierba y tallos tiernos aún no han brotado. Pero la naturaleza sigue su curso y las muflonas ya han parido. 

Esta vieja muflona enseña a su cría de pocos días a comer. Intentan encontrar alguna brizna verde entre el viejo y seco pasto. El pequeño muflón de solo unos días, para no morir de hambre, ya come algo. Otros años, no comen hasta que tienen un mes de vida porque les sobra con leche de las madres.

 La vieja muflona sabe que no tiene suficiente leche en sus ubres para amamantar a su cría. Por eso la llevará por los mejores rincones de la sierra, en estos primeros días de vida, en un intento de salvarla. 

Por suerte las nuevas hierbas ya han crecido, las madres tienen leche y los jóvenes muflones pueden dedicarse a fortalecerse jugando.

 Es muy difícil encontrar fincas en las que se respeten los animales y poder grabar imágenes como estas. Hace unos años se podían grabar vídeos con grupos de pequeños arruís en muchos montes, pero eso ya pasó a la historia

Muflones en primavera

Nos complace compartir este vídeo. Estos muflones están sustituyendo a la ganadería extensiva en sus enormes beneficios a la biodiversidad y lucha contra incendios. También podemos añadir que los muflones son los herbívoros salvajes que menos daños hacen en la agricultura.  

Logo